lunes, 1 de diciembre de 2014

Capítulo 7 (Parte 1) de Noctámbulos + ¡¡Novedades!!

Cameron

El cuartel de August estaba situado en el mismo centro de la ciudad. El edificio era una gran estructura hecha de metal y cristal polarizado negro que pasaba totalmente desapercibido entre los majestuosos rascacielos de Chicago.

Para cualquier humano, noctámbulo u otro ser vivo en este planeta, el edificio tenía una seguridad inquebrantable.
Todo estaba lleno de cámaras, detectores de movimiento y demás artilugios de seguridad. Pero lo que la hacia totalmente impenetrable eran los seres que lo protegían: demonios. Y no demonios comunes sino unos malditos demonios Dybbuks, seres que decidieron abandonar el Inframundo y vivir en la Tierra poseyendo el cuerpo y alma de un humano, haciendo que ese cuerpo nunca envejeciese. Son capaces de destruir cosas con la mente, persuadir a las personas para que hagan cosas a su voluntad y provocan catástrofes. Esto no sería ningún problema para mi sino fuera por su veneno... Un veneno que, a los noctámbulos, en pequeñas cantidades solo nos provocarían mareos, debilitamiento e incluso desmayos y perdida temporal de nuestros dones pero en grandes cantidades podrían matarnos o, en el caso de los Malditos, paralizarnos para siempre... 

Si eres un noctámbulo y un Dybbuk te muerde o araña la has cagado... Pero si eres humano y simplemente tocas su sangre (o cualquier fluido corporal) estas muerto. Resumiendo: que como te pille uno de esos seres por banda estas jodido

Bastante mal, ¿verdad?

Estábamos aparcados justo en la calle frente al cuartel de August, mirando como entraban y salían demonios y malditos cuando Roger rompió el silencio:

-¿Qué vamos a decir una vez que nos paremos en la puerta? ¡Oh, espera! ¡Ya lo tengo! Les diremos: "Hola, ¿qué tal? Verás, estamos aquí para darle una paliza a tu jefe, uno de los malditos más poderosos del mundo, por haber dado la orden de torturar a una medio-humana y ya de paso si podemos le matamos. ¿Un chicle?" -dijo sarcásticamente mientras buscaba una estación de radio que le gustase- Hablando de chicles, ¿tienes alguno?

-¿En serio? -dije incrédulo

-Es broma, hombre. Relájate

-Ignorare todo lo que acaba de salir por tu boca en este último minuto por el bien de nuestra amistad -dije mientras Roger levantaba la vista hacia mí después de elegir de una maldita vez una estación de música country

-Ahora en serio, ¿qué vamos a hacer una vez que estemos allí? 

Me quede pensando durante unos segundos en ello. La verdad es que no lo tenía muy claro. Es más, pensándolo un poco era una total locura. Pero no podía quedarme de brazos cruzados. No con Brooke en el hospital por culpa de ese gilipollas

"¿Desde cuando me importa una humana a la que apenas conozco?" pensé para mis adentros. "¿Qué diablos me pasa?"

-Entraremos allí como si nada, buscaremos a August y le mataremos. Fin -dijo contestando a su pregunta

Roger se quedo mirándome, esperando a que continuase pero después de un minuto se dio cuenta de que ese era todo mi plan

-¿En serio? ¿Eso es todo? ¿Nada de lavados de cerebro, patadas ninja y cabezas volando por doquier?

-Nada de lavados de cerebro, patadas ninja o cabezas volando por doquier

Se quedo pensativo, sopesando las opciones

-Entonces estamos más jodidos de lo que pensé -dijo él resoplando

-Sé que no es el mejor plan del mundo...

-Puedes estar seguro de eso -dijo él interrumpiéndome para no variar

-...pero eso es todo lo que tengo por el momento

-Pues ya se te puede ir ocurriendo algo pronto porque una cosa es que te ayuda en toda esta jodida locura pero otra muy distinta es que deje que te suicides y me arrastres contigo

-¿Se te ocurre algo mejor? -dije con una sonrisa de suficiencia

-Eehh... Sí

-Entonces nos quedamos con mi plan

-¡Eh! Ni siquiera has escuchado mi plan

-No hace falta. Es una mierda. Todos tus planes lo son

-Igual que los tuyos

-¿Podemos dejar de comportarnos como críos y entrar de una maldita vez? -dije cansado de seguir con esa discusión

-No, no podemos entrar porque no tenemos un plan adecuado

-Vale, vale. A ver, entramos demandando que tenemos que hablar con August de un asunto de suma importancia, luego...

-¿Cómo que? -dijo interrumpiendo mi discurso. Otra vez

-¿Cómo que el qué? -dije frustrado- Te voy a quitar la puta manía de interrumpirme con hablo de un puñetazo en tu jodida cara

-Me refiero a que cuál es el asunto de suma importancia -dijo ignorando mi amenaza

-No lo sé. Diremos que es algo confidencial o cualquier mierda de esas. ¿Puedo continuar? -espera para ver si tenía algo más que decir. Cuando vi que estaba en total silencio continué- Bien, como iba diciendo. Luego nos llevaran hasta donde él se encuentra y le damos una lección

-Vale, ¿y qué pasa con los guardias? 

-Hay es cuando empiezan las patadas ninja y las cabezas volando por doquier. ¿Mejor?

-Mucho mejor -dijo con una sonrisa triunfante

-Bien, entonces entremos de una vez

Salimos del coche, cogimos la bolsa con la cabeza del maldito y nos dirigimos directos a la entrada principal. 

Dentro había una gran recepción que ocupaba la mayor parte de la planta baja. Todo estaba muy bien iluminado gracias a las paredes blancas con grandes espejos con marcos dorados y las majestuosas lámparas de araña doradas. Toda estaba decorado al estilo barroco. Al fondo, frente a la puerta principal, se encontraba un mostrador con una guapa (y sexy) recepcionista pelirroja de ojos grandes y labios gruesos. Supe en cuanto la vi que era una maldita. En la pared derecha, muy cerca del mostrador, se encontraba un ascensor que conducía al resto de plantas del rascacielos custodiado por cuatro guardias: dos malditos y dos dybbuks. Porque uno no era suficiente, ¿verdad?

Nos acercamos al mostrador ignorando las miradas de advertencia de los guardias y con una sonrisa burlona plasmada en mi cara

-¡Buenos días! ¿En qué les puedo ayudar? -dijo la recepcionista "morritos sexys" mostrando una amplia sonrisa coqueta en mi dirección

-Estamos aquí para ver a August -dijo Roger llamando la atención de Morritos sexys quién frunció el ceño a Roger por interrumpir su intento de "coqueteo sútil" que para nada era sútil si tenemos en cuenta la inclinación de su cuerpo con el fin de enseñarme su generoso escote. De mal gusto pero las vistas no estaban mal...

-¡Oh! Lo siento, pero el señor Davenport no se encuentra en el cuartel. Ni en la ciudad para ser precisos

-Espera... ¿Desde hace cuanto que esta fuera de la ciudad? -dije confuso, trayendo de vuelta la atención de Morritos hasta mí. Ella borró su cara de disgusto y la sustituyo por una cara de satisfacción

-Ha estado fuera alrededor de una semana. No hemos tenido noticias de él en todo este tiempo

-¿Quién esta a cargo en este momento?

-El señor Connelly 

Garrett Connelly: un maldito, fiel seguidor de "confianza" de August y un auténtico gilipollas también

-¿Nos disculpas un segundo? -dije a Morritos. Antes de que me replicase ya estaba arrastrando a Roger fuera del edificio para hablar con él a solas

-¿Has visto como te miraba la pelirroja? ¡Qué suerte tienes, cabroncete! -dijo Roger una vez que estuvimos fuera

-Te la puedes quedar tú -dije indiferente- No fue August quien dio la orden de atacar a Brooke, fue Garrett

-Sí, yo también lo he adivinado... ¿Cambio de planes?

-No, seguimos con el plan solo que en vez de cargarnos a August nos cargamos a Garrett

-Llevo esperando escuchar esas palabras desde hace mucho tiempo -dijo él con una sonrisa un tanto maníaca. No me extrañaba nada que le tuviese tantas ganas... Garrett era un hijo de puta de mucho cuidado

Entramos de nuevo y fuimos al mostrador

-Hola de nuevo, preciosa -dije con mi mejor sonrisa pícara, apoyado en el mostrador para acercarme todo lo posible a Morritos- Escucha, necesitamos ver a Garrett lo antes posible. Hay un asunto un tanto turbio que nos gustaría tratar con él

-Ya.. pero es que no puedo dejaros entrar. Las normas no permiten dejar entra a nadie sin cita previa o sin estar acompañados de alguien del personal...

-Es un asunto muy urgente. No podemos esperar a que llegue August de viaje 

-Pero es que...

-Es muy importante -dije con total seriedad. Ella estaba nerviosa por lo que su "barrera" de control mental estaba empezando a debilitarse. Intente buscar algún hueco por el que colarme en su mente- Sí no informamos a August o a quien este al mando en estos momentos no solo quedaremos perjudicados nosotros y August, también saldrás perjudicada tú y todo el personal del cuartel

Cada vez estaba más inquieta. Lanzaba miradas nerviosas entre los guardias y yo. Su barrera se desvanecía sútilmente pero a marchas forzadas. Encontré un pequeño hueco por el que colarme en su mente y la manipule para terminar de convencerla de que nos dejase entrar

-Esta bien. Os dejare entrar al edificio -dijo resoplando no muy seguro de que si lo que estaba haciendo era lo más correcto o no- Déjame avisar antes al señor Connelly 

-No, no le avises. Somos viejos amigos y hace tiempo que no nos vemos -dije notando que una sonrisa maliciosa se estaba formando en mi cara- Queremos darle una sorpresa

-¡Ah! ¡Una sorpresa! Esta bien -dijo con una sonrisa satisfecha en la cara- ¿Puedo ver lo que hay en la bolsa, por favor?

-Por supuesto -dije mientras levantaba la bolsa y se la entregaba. Utilice mi don para que creyese que lo que estaba viendo era ropa y no la cabeza de uno de los exploradores de August

-Muy bien -dijo entregándome la bolsa con una sonrisa- Uno de los guardias os acompañará hasta la puerta del despacho donde se encuentra el señor Connelly

-Muchas gracias, preciosa -le guiñe un ojo haciendo que su pálida piel se sonrojase 

Roger y yo nos encaminamos hasta el ascensor el cual ya estaba abierto y uno de los guardias. Era un maldito joven, no tendría más que un par de siglos, alto y rubio , ya estaba dentro de el ascensor, esperando a que entrásemos. 

Una vez que las puertas del ascensor se cerraron, el maldito pulso de la última planta del edificio y rompió el silencio:

-Eres Cameron Russell, ¿no? -pregunto dirigiéndose a mí- ¿El mismo que se enfrento a un grupo de Djinnis y los descuartizo?

-Sí. ¿Qué pasa? -conteste con indiferencia

-¡Eso es increíble! ¡No me puedo creer que este hablando contigo en estos momentos! Eres como famoso en toda la comunidad de noctámbulos -el chico rápida y nerviosamente. Estaba a punto de mearse en los pantalones de la emoción

-Supongo que eso es un alago, ¿no?

-Sí, sí. Por supuesto que lo es -dijo él nervioso- También he oído que mataste a un dybbuk a sangre fría porque te aburrías...

-Supongo que lo mate por algún motivo. Ahora mismo no me acuerdo. He matado a muchos como para acordarme...

-¿¡En serio!? ¡Eso es genial! -dijo él emocionado y sorprendido. Temía que en cualquier momento se pusiese a dar saltitos y grititos de emoción en plan "groupie" de una banda de música

-No es para tanto -dijo Roger interrumpiendo la conversación. Esta vez si que se lo agradecí- Yo también he matado a un montón de demonios solo que yo no voy alardeando de ello

-No alardeo. Ni siquiera sé cuando me hice tan popular -dije con repulsión. La fama solo causa problemas. Lo digo por experiencia

-Eres popular desde hace siglos -dijo él chico de nuevo- Mi padre es un gran admirador tuyo

-Ni que fuera una estrella de rock -dijo Roger resoplando

-Bueno, soy más sexy que una estrella de rock. Y sé tocar la guitarra -dije con una sonrisa de suficiencia

-¿También sabes tocar la guitarra? ¡Eso es genial!

-Que Dios me ayude... -exclamó Roger

En ese momento, las puertas del ascensor se abrieron revelándonos la última planta del rascacielos

-Garrett está en el despacho de August. Se adueño de él en cuanto se fue del cuartel -dijo el maldito mientras salimos del ascensor- Supongo que ya os sabéis el camino

-¿Por qué crees eso? -dijo Roger mirándole con sospecha

-Algunos guardias han estado comentando la putada que le hicisteis a August hace unos meses y como os arrastraron hasta aquí para que pagaseis la deuda correspondiente

-Por todos los jodidos ángeles del mundo, ¡solo fue una pequeña explosión de nada! No fue para tanto -dije con desesperación. Realmente se le dio más importancia de la que tuvo...

-Hicisteis explotar un edificio lleno de reliquias pertenecientes a August -dijo el chico un tanto escéptico e irónicamente fascinado

-Fue culpa mía -confesó Roger- Pero en mi defensa diré que se lo tenía merecido. Me acusaron injustamente de matar a un grupo de guardias 


-Dejemos este tema de una vez -replique- Tenemos cosas más importantes que hacer en estos momentos

-Bueno... Yo... Mmmm... Me voy ahora -dijo el maldito hecho un manojo de nervios de nuevo- A sido un placer conocerte -dirigiéndose a mí. Luego miró a Roger- A ti también

-Hasta luego -conteste

-Ha sido un placer conocerte también -contesto Roger sonriente

Después de eso, el joven maldito entro al ascensor de nuevo y se fue por donde había venido.

-Ha sido más fácil de lo que pensé -soltó Roger dándose la vuelta para adentrarse en los largos pasillos intrincados del cuartel

Conocíamos el cuartel perfectamente gracias a la época en la que ambos trabajamos para August. 

Fue un siglo después de que me desterraran de "Anshar" (lo que se conoce comúnmente en la Tierra como "El Cielo"), justo cuando August mató a Frederick y empezó a gobernar a los noctámbulos de la ciudad de Chicago. Yo era "nuevo" y August me acogió, protegió y me enseñó todo lo que tenía que saber. Poco tiempo después me ascendió de guardián a explorador por lo que hacia misiones especiales fuera del cuartel. Ahí fue cuando conocí a Roger y nos hicimos amigos. Un siglo y medio después, nos dimos cuenta de que no necesitabamos  a August. Eramos mucho más fuertes por lo que le desafiamos y nos fuimos por nuestra cuenta. Sin tener en cuenta sus leyes y sus normas. Es por eso que nos odia tanto.

Llegamos a la puerta del despacho. Entramos sin llamar, cogiendo por sorpresa a Garrett quien estaba fumando un puro mientras miraba por la ventana antes de que nosotros irrumpiéramos en el cuarto.

-¿Qué cojones hacéis aquí? -demando agitado y sorprendido- ¿Quien os ha dejado entrar?

-Venimos a charlar un rato. Hace tiempo que no nos vemos -dije mientras tomaba asiento en uno de los sillones frente al escritorio

-Repito: ¿Qué queréis y quién os ha dejado entrar?

-La pelirroja pechugona -dijo Roger tan tranquilo mientras cogía del escritorio uno de los puros- Deberíais escoger a recepcionista con más sentido común, si me permites el consejo

Él nos miro el uno al otro intentando descifrar la razón por la que estábamos ahí. Al ver que no presentábamos ninguna amenaza inmediata, se relajo visiblemente. Garrett era un maldito muy débil, cobarde y estúpido con aires de superioridad. Su barrera mental ni siquiera estaba levantada en esos momento lo que era una ventaja para mí ya que no conocía mis habilidades. Muy poca gente lo hacía en realidad.

-¿Puedo ayudaros en algo? -dijo mientras tomaba asiento y daba una calada a su puro

-Un mechero estaría bien para empezar -respondió Roger. Garrett le lanzo un mechero 

-No creo que estéis aquí solo para fumaros mis puros así que vayamos al grano

-¿Has dado tú la orden para atacar a la humana a la que August esta vigilando? -pregunte sin vacilación y con calma, intentando controlarme todo lo posible para no saltar el escritorio y arrancarle la cabeza

-¿Por qué preguntas?

-Responde -dijo cortante

-No, di la orden de qué me consiguiesen algo que August necesitaba y que la pequeña humana tiene en su poder

-¿Qué cosa? -pregunto Roger 

-No es algo que a ti te incumba 

-No importa. Tengo mis métodos para conseguir esa información -dije interrumpiendo la conversación- Si solo diste la orden de que consiguiesen algo que la humana tenía, ¿por qué el maldito al que enviaste le pego una paliza que casi la mata?

-Dije que si no lo conseguía por las buenas, lo consiguiera por las malas. Y ya veo que siguió mis ordenes al pie de la letra -dijo con una sonrisa maliciosa. Todavía es un misterio el como conseguí controlarme para no partirle la cara

-¿August sabe algo de esto? -cuestionó Roger mientras expulsaba por la nariz una bocanada de humo

-No, es una especie de "sorpresa" -dijo orgulloso de si mismo, sonriendo. "Jodido cabrón" pensé para mí- Lo que no entiendo es que tiene esa chica de especial. ¡Solo es una simple y estúpida humana! En mi opinión, creo que es un estorbo que hay que quitarse de en medio. Por cierto, aún sigo esperando a que el explorador vuelva de la misión y tengo la sensación de que vosotros sabéis donde esta

-¡Por supuesto que sabemos donde esta! -dije lanzando la bolsa al escritorio tan fuerte que la cabeza salió rodando de la bolsa y cayó en el regazo de Garrett. Él se congelo por un segundo, su cara poniéndose pálida

-¿Qué significa esto? ¿Está muerto?

-Fue hermoso ver como se convertía en polvo ante mis ojos -respondí. Ahora la sonrisa maliciosa la poseía yo- Te metiste con la humana equivicada, amigo

-¿Qué quieres decir?

-Quiero decir que la humana, la misma a la que tu te "quitarías de en medio", esta bajo mi protección. Y creo que ya sabes lo que sucede cuando alguien toca lo que es mío, ¿verdad?

Garrett estaba paralizado por el miedo. Note como su mano se movía bajo la mesa, captando mi atención en ese momento. Yo sabía que bajo el escritorio había un botón que servía para mandar refuerzos

-No sabía que era tuya -dijo con voz temblorosa- Si lo hubiera sabido no habría dado la orden de atacar

-Eso no es excusa -dije levantándome del asiento, apoyando las manos en el escritorio e inclinándome hacia él. Cara a cara- Tocaste algo de mi propiedad y ahora vas a pagar las consecuencias

En ese momento se abrió la puerta con un estruendo y entraron dos dybbuks dispuestos a matarnos. Roger y yo sacamos de inmediato nuestros athames. Los athames no podrían matar a un dybbuk pero si sacarles de sus cuerpos humanos y enviarles al Inframundo

-¡Distracción! -grite a Roger

-¡Hecho! -respondió lanzándose hacia los demonios mientras yo me lancé hacia Garrett

Gire rápidamente hacia él, cogiéndole del cuello y lo estampe tan fuerte contra la ventana que el cristal empezó a agrietarse

-¡Por favor, no me mates! -suplicó él llorando desconsoladamente cuando mi mano se introdujo en su cuerpo, directa al corazón, extrayendo su energía oscura

-He deseado matarte desde el momento en que te conocí. Esta es la excusa perfecta -respondí. Estaba casi secó cuando alguien me agarro el hombro por detrás y me lanzó al otro lado de la habitación

Cuando levante la vista vi que un dybbuk se dirigía a toda velocidad hacia mí. No me dio tiempo a apartarme y tampoco a evitar que me mordiese pero aproveche el hecho de que su dentadura estaba clavada en mi yugular para alcanzar mi athame e introducirlo en su corazón haciendo que se desvaneciese en el aire

Me levante lo más rápido que pude teniendo en cuenta que había veneno de dybbuk corriendo por mis venas y cogí a Garrett antes de que saliese del despacho arrastrándose por el suelo. 

Introduje mi mano para arrancarle la poca energía oscura que quedaba en su sistema, dándome apenas una pizca de energía extra, y clavé mi athame en su corazón haciendo que explotase en mil pedazos.

Después de eso, me desplome en el suelo y todo se volvió negro.

***
¡Hola! ¿Qué tal el fin de semana? Espero que hayáis disfrutado del capítulo tanto como yo he disfrutado en escribirlo ;)


Bueno, os traigo u par de novedades:

La primera es que he decidido cambiar la portada y el título de este libro. Llevo tiempo dándole vueltas a la cabeza ha esto porque la verdad es que no me convencía mucho ni la portada ni el título, ¡¡y por fin me he decidido!! Así que a partir del próximo capítulo ya estarán puestos los cambios de imagen ^^
Pinchado aquí podrás ver la nueva portada y el nuevo título del libro ;)


La segunda y última novedad es que voy a empezar un libro nuevo. Se llamará Sweet Mistake y es totalmente diferente a está historia. De momento, solo tengo preparada la portada y la sinopsis (aunque tal vez la cambie) y tampoco se cuando empezaré a subir capítulos de esta historia (lo más probable es que empieza esta vacaciones de navidad...)
Aquí os dejo la portada, la sinopsis y un pequeño extracto del libro ;)



4 comentarios:

  1. aww quiero más!!
    Me gustó el nuevo diseño del libro<3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Hola!! :)
      Que rapidez, por dios... ¡Si acabo de terminarlo y publicarlo! Jajajaja
      No sabia que leías mi historia :') jajaja
      Me alegro que te haya gustado el nuevo diseño del libro :) Me costó una eternidad conseguir que quedase como yo quería (¡¡tres hurra por mi!! Jajaja)
      Un beso ^^

      Eliminar
  2. ¡Hola, Mary! ^^

    Si es que me encanta llegar a tu blog y ver que tengo un capítulo por leer ^.^
    Me ha encantado la conversación en el coche de Roger y Cameron antes de entrar. Era en plan: Ö ¿en serio? xD Son muy grandes los dos y Roger en verdad es un solete que se preocupa por su amigo (es encantador *.*).
    El nuevo tipo de demonios que describes también me ha gustado mucho - ya sabes que todo este tema a mí me fascina jajaja -. Lo que más me ha chocado ha sido el final de capítulo... ¡¿Cómo puedes dejarme así?! Bueno, no pasa nada, te perdono, pero capítulo nuevo pronto, ¿eh? jajajajaja
    Me hace gracia como juegas con el sentimiento de confusión de Cameron hacia Brooke. Que por cierto, lo de "morritos-sexys" ha sido muy grande xDDDD
    Le he echado un ojo a la nueva portada y la verdad es que es muy bonita ^^ El nuevo título engancha más, así que un cambio perfecto :)
    Así que una nueva historia... ¡¡Qué ganas de que sea Navidad!! :D La sinopsis es muy atrayente y el fragmento que compartes... Seguro que es de esas historias que te deja con el corazón en un puño ;D
    ¡Un besazo muy grande y feliz lunes! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Hola!!
      ¡He tardado en contestar pero al final aquí estoy! jajaja
      En cierto modo es super sencillo escribir cuando aparece Roger en escena jajaja Es todo amor y me encanta la relación de amistad de estos dos personajes en particular *.* jajaja
      Siendo honesta, me he documentado muchísimo sobre el tema demonios, ángeles, etc. (ha costado más esfuerzo documentarme que escribir la historia jajaja) ;D
      Gracias por perdonarme por el final del capítulo jajaja He sido un poco mala, ¿no? jajaja XD Tranquila, Cameron lo va a pasar mal pero va a estar bien en poquito tiempo
      La nueva portada y título me ha costado lo mío pero al final ha quedado como yo quería :D Me alegro de que te haya gustado ;)
      La nueva historia es como tu has dicho: te deja con el corazón en un puño
      ¡Un besazo! ^^

      Eliminar